Rómulo Macciò. Crónicas de Nueva York
Rómulo Macciò
Colección Amalita
16.10.19 | 23.02.20

Con curaduría de Florencia Battiti y museografía de Juan José Cambre, la Colección Amalita exhibe 29 pinturas de Rómulo Macciò (Buenos Aires, 1931-2016) que tienen como referente a la ciudad de Nueva York, donde residió durante casi tres años a fines de la década del ochenta y principios de la del noventa. Dos vitrinas muestran además una selección de fotografías que el artista tomaba para utilizar como bocetos. “Macciò pintó ciudades, como la suya, Buenos Aires, y también otras que visitó o frecuentó durante diferentes períodos –cuenta Battiti−. Y claro, Nueva York no podía dejar de ejercer su hechizo sobre él, un conjuro repleto de esplendores y miserias”.

Rómulo Macciò, Nieve en Uptown, 1998, óleo sobre tela, 200 x 200 cm. Ph: Gustavo Sosa Pinilla. Gentileza de Colección Amalita
Rómulo Macciò, Reflejos y automóviles, 2001. Óleo y esmalte sintético sobre tela, 300 x 200 cm. Ph: Gustavo Sosa Pinilla. Gentileza de Colección Amalita

En su juventud, Macciò se había desempeñado como director de arte en importantes agencias publicitarias y en 1961 fue uno de los cuatro creadores del movimiento Nueva Figuración Argentina junto a Ernesto Deira, Luis Felipe Noé y Jorge de la Vega. Su obra –explica la biografía que ofrece la Colección−, “supo romper aquella falsa dicotomía entre abstración y figuración brindando una nueva mirada a la pintura abstracta al incorporar al hombre en ella. En su monumental obra, el ser humano es un motivo constante”. Estas pinturas-crónica sobre Nueva York exploran esa tensión al apelar a guiños y citas de la historia de la pintura, por ejemplo, cierta “delicadeza intimista de los paisajes de Édouard Vuillard o Pierre Bonnard en Yuppies Lunch in Trinity Church; o la gravedad solemne y solitaria de las arquitecturas redondeadas de Edward Hopper” (Battiti). Macciò combina estas operaciones pictóricas con la retórica publicitaria presente en el vocabulario gráfico de la ciudad, remitiendo a su pasado de publicista, lo cual puede observarse claramente en sus pinturas de vidrieras, por ejemplo en Chicken, o en Peluquería en New York, ambas de 1990, cuyos bocetos en fotografía también se exponen. El lenguaje abstracto de la pintura retorna una y otra vez en paisajes urbanos invadidos de humo, como en su versión de Fulton Street de 1989; en grandes planos blancos como en Nieve en Uptown de 1998 o cuando pinta los reflejos sobre la “piel de vidrio” de los rascacielos en Reflejos y automóviles, de 2001, la pintura más tardía que incluye la exhibición.

Rómulo Macciò, Chicken, 1990, óleo sobre tela , 167 x 198 cm. Ph: Gustavo Sosa Pinilla. Gentileza de Colección Amalita
Rómulo Macciò, Snow in Uptown, 1990, óleo sobre tela, 170 x 198 cm. Ph: Gustavo Sosa Pinilla. Gentileza de Colección Amalita

Si bien Macciò descreía de la palabra para dar cuenta de la pintura, manifestó en una ocasión que su trabajo “empieza tratando de no hacer lo que está hecho y en ese camino del libre juego de la imaginación no se sabe hasta dónde se puede llegar”. Por otro lado, Battiti recuerda en su texto curatorial que “Matisse solía decir que probablemente no había motivo más difícil de pintar para un verdadero artista que una rosa porque, para pintarla, había que olvidarse y desandar todas las rosas pintadas con anterioridad; algo así sucede con Nueva York, un tópico visitado hasta el cansancio por artistas, directores de cine, escritores, poetas y fotógrafos”. Sin embargo, en ese “libre juego” que planteaba Macciò, “Nueva York ofició de escenario perfecto” para comprobar “la enorme capacidad expresiva y narrativa que tiene la pintura” y para resignificar con esta serie todas las imágenes neoyorquinas que “se agolpan en nuestra memoria”, concluye Battiti.

Rómulo Macciò, Fulton Street, 1991, acrílico sobre tela, 167 x 198 cm. Ph: Gustavo Sosa Pinilla. Gentileza de Colección Amalita
Rómulo Macciò. Crónicas de Nueva York, 2019, vista de exhibición en Colección Amalita. Ph: Pablo Jantus. Gentileza de Colección Amalita
Rómulo Macciò. Crónicas de Nueva York, 2019, vista de exhibición en Colección Amalita. Ph: Pablo Jantus. Gentileza de Colección Amalita
Rómulo Macciò. Crónicas de Nueva York, 2019, vista de exhibición en Colección Amalita. Ph: Pablo Jantus. Gentileza de Colección Amalita

Contenido producido por arteBA. Memoria anual de arte argentino contemporáneo.