Un collar con forma de estrella
Felipe Álvarez Parisi
Mite
06.03.20 | 07.04.20

Felipe Álvarez Parisi (Buenos Aires, 1992) presenta en Mite un conjunto de pinturas, y un objeto: una columna formada por huevos apilados que se extiende de piso a techo en medio de la sala. En la pared más amplia, donde la mayor parte de las obras se distribuye irregularmente, una trama trazada en lápiz imita la de una pared de ladrillos huecos; una alfombra azul cubre el piso y conecta cromáticamente el interior con la vista a través de la ventana de la galería, en que se destaca la fachada, también azul, de un comercio en la vereda de enfrente. Tanto el comercio, un bazar, como las obras en la muestra aluden, de diferentes maneras, a la esfera doméstica.

En las obras −de pequeño formato en su mayor parte− esa esfera de lo familiar aparece alterada o enrarecida por un elemento desplazado de su lugar habitual. La imagen de un pequeño fuego que quema el borde de un cortinado en un rincón hogareño perfectamente ordenado amenaza expandirse al resto de la casa en Mi ansiedad (2019). En Café de nana (2019), es el agua la que desborda: en un contraste de rojo y celeste, sale a borbotones de los agujeros de una pared de ladrillos. También mana líquido de los diez huevos que derraman sus lágrimas de albúmina desde los escalones verdes de Huevito llorón sobre escalera (2019). El huevo reaparece, por ejemplo, al distorsionar la imagen de una naturaleza muerta con su doble yema (Huevo de dos yemas, 2019). El agua retorna a su vez: en Tus vasos viendo como entras otro al cuarto (2019) los contenedores del líquido cobran vida y parecen fuera de control al invadir masivamente una habitación.

En el texto que acompaña la muestra, Ramiro Birriel y Nicolás Moguilevsky se refieren a los “accidentes consecutivos como tragedias inconclusas”, que se conjugan con “alegrías de la mañana, y el coqueteo con un imaginario trastocado por esas fiebres que nunca se atenúan”. En las obras, la inquietud aparece en una perspectiva ingenua, de trazos curvos y orgánicos.