Carlos Huffmann
Extraño gobernante para un Corazón
Txt: Florencia Qualina (ed.), Graciela Speranza
Carlos Huffmann, Jorge Macchi y Pablo Siquier (conversación)
Buenos Aires, 2019
236 pp, 180 il, 22,5 x 29,7 cm
Español / English

Extraño gobernante para un corazón documenta una selección de obras que Carlos Huffmann (Buenos Aires, 1980) realizó entre 2003 y 2018. Desarrolladas en un contexto cultural que Florencia Qualina, a cargo de la edición, ubica luego de la labor curatorial de Jorge Gumier Maier en la Galería del Centro Cultural Ricardo Rojas y después de la crisis de 2001, abarca pinturas, esculturas, instalaciones y dibujos, a través de los cuales el artista investiga la relación entre tecnología, lenguaje y ficción. La editora define el trabajo de Huffmann como “un surrealismo posindustrial” en que la tecnología, representada en especial por autos y camiones, forma un paisaje alucinado que incluye animales, criaturas mitológicas y se extiende a las mentes humanas, alteradas por drogas creadas específicamente para optimizar el rendimiento en cada campo de actividad.

Con diseño de Vanina Scolavino y Laura Escobar, el libro escapa a la lógica del catálogo de obra o de la monografía de artista. Se trata más bien de un volumen que investiga los procesos de producción de imágenes y plantea una “experiencia desde el objeto” (Scolavino) en sí. En este sentido, no pretende en sus páginas replicar las obras, sino valerse del objeto-libro como soporte y plataforma con características específicas: en las imágenes, por un lado, las pinturas aparecen en versiones reencuadradas o dejan ver en sus bordes el contexto del taller en que fueron realizadas. Estas imágenes se combinan con reproducciones de bocetos, fotos periodísticas, y, al final, suma un cuadernillo sujeto al cuerpo principal por un elástico negro. Esta sección, impresa en un papel más brilloso, reúne S.T., la serie de revistas de automóviles intervenidas por el artista (2003-2012) con birome y acrílico. Por el otro lado, el volumen dedica la tapa y 27 páginas interiores a dibujos y bocetos, piezas que Huffmann no suele incluir en sus exposiciones.

En su contribución, la investigadora Graciela Speranza señala que “la memoria guarda, descompone y mezcla imágenes ya vistas, pero el dibujo las recompone en la performance del instante, una negociación delicada entre el papel, el lápiz, la mano, el ojo y la mente, cambiante e imprevisible”. Es en el trazo dibujado en que el pensamiento del artista queda plasmado como un acto vivo y, más allá de cada una de las obras, este libro propone dar cuenta de una forma de pensar y de llevar a cabo una práctica artística. Incluye asimismo una charla entre Huffmann y los artistas con quienes comparte el taller, Jorge Macchi y Pablo Siquier.