El Flasherito diario #18
Equipo de Redacción: Andrés Aizicovich, Leopoldo Estol, Alfredo “Piro” Jaramillo, Lenny Liffschitz, Sofía Reitter & Liv Schulman
Txt: Andrés Aizicovich, Josefina Carón, Mariana Cerviño, Jimena Croceri, Inés Dahn, Lucía De Francesco, Leopoldo Estol, Daiana Henderson,  Piro Jaramillo, Lenny Liffschitz, Lux Lindner, Lucrecia Lionti, Nicolás Maidana, Tilsa Otta, Cecilia Pavón, Mara Pedrazzoli, Sofía Reitter, Liv Schulman, Pepo Scioli, Marcela Sinclair, Imanol Subiela Salvo
Buenos Aires, invierno 2020
12 pp, 12 pp il, 50 x 35 cm
Español

El Flasherito diario se define como “un periódico expresionista de aparición repentina que se publica en papel y en internet”. Fundado en 2013 por tres artistas, Andrés Aizicovich (Buenos Aires, 1985), Leopoldo Estol (Buenos Aires, 1981) y Liv Schulman (París, 1985), reúne textos y dibujos de artistas visuales, sociólogos y entusiastas “que practican la crítica pero −también− cultivan la poesía y las narrativas experimentales”. En un mundo en que la prensa (impresa) tiende a desaparecer, esta publicación lanza su #18 agregando colaboradores a su staff, subiendo la frecuencia de los posteos en su sitio web (ver + info) y sumando pliegos a su edición.

Con el lanzamiento de este nuevo número prepararon un documental que difunde el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires en el que afirman que “en lugar de reflejar la realidad, [el diario] intenta flashear la realidad” (ver + info) y “mientras todos están enloquecidos con el día a día, se dedica a meterse en el pliegue de todas las cosas sensibles intentando ser más real que lo real”. Piro Jaramillo, que se incorporó como “ministro de Redacción” en 2018, asegura que El Flasherito comparte con las publicaciones barriales o cooperativas la característica de ser completamente independiente y de dar voz a una comunidad, en este caso, la de los artistas, “con una estética muy particular que respeta los elementos básicos centrales del dibujo y del arte como son el blanco y el negro, la luz y la oscuridad, algo que también está [presente] en la opinión pública de manera muy acentuada”. Sofía Reitter, coordinadora general junto a Lenny Liffschitz, agrega: “con espíritu desacartonado y juguetón, pero a la vez crítico y reflexivo; cada texto y cada dibujo es la posibilidad de curiosear otros mundos”. Aizicovich y Schulman desarrollan la ya “mítica” columna “¡¡¿¿Quééeeeeee??!!” en la cual enumeran con humor y desenfado, por ejemplo, los clichés del arte contemporáne o las condiciones precarias de una residencia de artistas.

Con un dibujo de Cotelito en tapa, el #18, postula “Volvimos a la ciencia ficción para entender más el presente”. La columna ¡¡¿¿Quééeeeeee??!!” en este caso se dedica a listar, especialmente para la cuarentena, una serie de supuestos recientes éxitos de taquilla del cine estadounidense con el actor Adam Sandler. Incluye una página especial sobre poesía, festeja los 20 años de la revista ramona, reflexiona sobre una cuarentena antiproductiva y sobre arte adolescente, entrevista a Osvaldo Baigorria, investiga sobre Donna Haraway y recuerda a Sergio De Loof, a Rosario Bléfari y a Derek Jarman. Lucrecia Lionti dibuja una historieta, Josefina Carón escribe sobre la fragilidad en la vida de los y las artistas y Jimena Croceri se explaya sobre las peripecias de hacer arte por correo. Ilustran: Muriel Bellini, Lux Lindner, Lino Divas, Celina Eceiza y Eloy Mengarelli.

Cuenta Schulman que “todo esto nació porque nos dimos cuenta de que en internet circulaba mucha violencia alrededor de temas artísticos, pero no sobre el arte, sino sobre los hacedores del arte”. El proyecto surgió en la cocina de la casa que Estol compartía con Andrés Aizicovich. Desde entonces, el grupo desempeña tareas de edición, redacción, ilustración y distribución, haciendo a la vez de periodistas, cadetes y muchas otras cosas, además de vender los ejemplares en eventos artísticos. A raíz del aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige en la Ciudad de Buenos Aires, El Flasherito ha debido modificar su estrategia de distribución. Gracias al apoyo del coleccionista Alejandro Londero y de Fundación Andreani, puede solicitarse sin cargo un ejemplar del #18 vía web (ver + info) para ser recibido en cualquier domicilio de la Argentina durante el mes de julio de 2020.