La mirada re-vuelta. Alberto Ybarra – Mildred Burton. Cita a ciegas
Alberto Ybarra – Mildred Burton
Pasto
14.02.20 | 05.20

Pasto plantea un encuentro imaginario entre el artista correntino Alberto Ybarra (1965) y la entrerriana Mildred Burton (Paraná, 1942 – Buenos Aires, 2008). Con curaduría de Ana María Battistozzi, la galería organiza una “cita a ciegas” entre ambos, poniendo en relación un grupo de pinturas recientes de Ybarra y dos fotografías intervenidas de Burton de la serie “Invasión” (1980). Esta operación destaca el vínculo que los artistas establecieron en sus trabajos con obras canónicas de diferentes períodos de la historia del arte.

La curadora subraya asimismo que “el primer rasgo de coincidencia sin duda es la irreverencia de ambos frente al original”. En ese sentido, el trabajo de Ybarra incluye versiones de la Mona Lisa de Leonardo da Vinci acompañada de yacarés y otros animales de la fauna del Litoral. Pinta también a Vincent van Gogh Contemplando especies (2019) –así se denomina una de las piezas− y en otras situaciones imposibles para el contexto original del artista holandés. O un Caravaggio dentro de la ballena (2019) en alusión a Jonás, el personaje bíblico que quiso huir de la orden divina, pero fue devorado por “un gran pez”. En las obras expuestas de Mildred Burton, a su vez, puede observarse la presencia amenazante del reino animal al interior del hogar.

En su célebre ensayo sobre “La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica” (1936), Walter Benjamin había mencionado la posibilidad de la copia de “salir al encuentro de su destinatario”. Battistozzi cita al crítico alemán en su texto curatorial, pero a la vez destaca la insistencia del crítico de origen australiano Robert Hughes “sobre la singularidad de la experiencia mediada por reproducciones en la formación de los artistas de las culturas periféricas”. Estos artistas no necesitan desplazarse de su propio contexto para conocer los originales, sino que pueden vincularse con ellos a través, justamente, de reproducciones en fascículos, libros y enciclopedias. “Hay en Alberto Ybarra –señala la curadora− un dislocamiento de las imágenes de referencia que proceden de los libros que frecuenta, que le permite ingresarlas al paisaje correntino con enorme naturalidad. Más allá de la sorpresa que provocan los encuentros de estas con un yacaré, un loro, un pez u otros especímenes; Ybarra es un fino colorista que se detiene en el paisaje local con el mismo interés que pone en reproducir −y alterar− los grandes maestros de la historia de arte”.

En la exposición pueden verse las alteraciones que proponen dos artistas del Litoral argentino respecto de determinadas imágenes canónicas de la cultura occidental, pero la muestra insiste, a su vez, en imaginar un vínculo que ubica el centro de la mirada en la producción local y contemporánea, más allá de las referencias clásicas.